Trabajemos en conjunto por nuestro Centro Comercial Abierto

Los comerciantes de un lugar deben tener un sentido de comunidad. En el momento de decidir la compra (y potencialmente una relación de fidelidad a mediano y largo plazo), el consumidor no elige una tienda individual, sino un conjunto de experiencias que dan forma al lugar (calle, barrio, ciudad), donde realiza sus compras.

En este sentido, es clave trabajar en conjunto entre públicos y privados, para fortalecer la competitividad de la zona comercial que alberga a esa comunidad de comerciantes. Imagen, comunicación y marketing son algunos de los conceptos a incorporar.